Sensibilidad ISO: Cuando Apertura y Velocidad No Son Suficientes



Buenas a Todos! Como ya saben, todavía estamos en la serie de artículos sobre el ISO, la apertura del diafragma y la velocidad de obturación.

En el artículo de hoy, como les mencioné en la ocasión pasada, reforzaremos la teoría sobre Sensibilidad ISO mediante ejemplos prácticos que les esclarecerán todas las dudas que seguro traen desde el artículo pasado.

Como norma, deberíamos trabajar con el valor ISO más bajo que tenga nuestra cámara, que nos garantice que la foto salga correctamente expuesta para los valores de obturación y apertura del diafragma deseados.

Y es que, mientras que el uso de la velocidad y de la apertura permiten añadir elementos compositivos a una foto capturando el movimiento o permitiendo definir la zona nítida de la escena, el valor ISO únicamente va a aportar mayor o menor ruido.

La Sensibilidad ISO en ejemplos

Para ilustrar el funcionamiento descrito y el nivel de ruido en la señal, se utilizó una serie de fotos de Betty y Baffy iguales, realizadas con un trípode en las que se mantuvo la misma apertura del diafragma (misma profundidad de campo) y el ISO ha ido variando, con la variación correspondiente del tiempo de exposición para que las fotos quedaran correctamente expuestas.

Se realizaron tres recortes en las fotos resultantes para que puedas apreciar la aparición de ruido a medida que se aumente el valor del ISO. En el caso del ejemplo, se utilizaron valores ISO de 100, 400, 800 y 1600 en la cámara.

En esta primera foto se puede ver el resultado de disparar a Sensibilidad ISO 100 (La más baja que permite la cámara). La imagen se ha reescalado para mostrarla en la pantalla.
Foto a Sensibilidad ISO 100



Esta segunda foto muestra el resultado obtenido de la misma escena, esta vez con un valor ISO 1600. Aunque la foto se encuentra también reescalada, se puede apreciar la pérdida de calidad.
Foto a Sensibilidad ISO 1600

Los cuadrados rojos marcan los recortes que se realizó para los distintos valores ISO. Se recortó en tres zonas distintas, ya que la aparición de ruido también depende de la luminosidad de cada punto, lo que hace que en las zonas más oscuras el ruido se aprecie de forma más notable.

Resultados del primer recorte:
Sensibilidad ISO 100 a 1600 - Detalle 1

Resultados del segundo recorte:
Sensibilidad ISO 100 a 1600 - Detalle 2

Resultados del tercer recorte:
Sensibilidad ISO 100 a 1600 - Detalle 3

Dependiendo de cada tipo de cámara, los niveles de ruido serán mayores o menores, pero lo que es seguro es que cuanto más alta sea la sensibilidad ISO seleccionada, mayor será el nivel de ruido apreciable.

Entonces, ¿ Debo utilizar siempre el ISO más bajo?

Definitivamente, NO. Debes utilizar el ISO más bajo que puedas siempre y cuando la foto quede correctamente expuesta. Como podrás comprobar en este artículo, es preferible hacer una foto a un ISO mayor exponiendo correctamente que utilizar un ISO bajo haciendo que la foto quede sub-expuesta, ya que la zona oscura (izquierda) del histograma es más propensa a la aparición de ruido. Para saber cuáles combinaciones de los 3 elementos que ya conocemos darán una mejor exposición como resultado, la mejor manera de practicar es experimentando.

En el próximo artículo, trataremos una última práctica con el ISO para que puedan adaptarse mejor, combinando velocidad de obturación y apertura. Espero que les haya servido esta info.

Hasta la Próxima! Carpe Diem Gênts!

Fuente: José Luís Rodríguez para dZoom.org

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!