¿Qué cámara me conviene comprar?

Hola! Cómo os va a todos!

Como les mencioné en el artículo anterior, hoy trataremos acerca de una de las preguntas (o bien, decisiones) más importantes y frecuentes que solemos sufrir los fotógrafos que recién nos iniciamos; la compra de nuestra cámara perfecta.

Pero si existen cientos de modelos en el mercado, ¿no es una búsqueda medio desesperada? 

En realidad, cuando determinamos correctamente lo que necesitamos, este enorme listado se convierte en apenas un catálogo con los mejores 10 modelos que tienen para ofrecernos, y de aquí, sólamente consiste en dedicarse a escuchar opiniones, análisis (reviews), y, por supuesto, precios.

Y de la mano de Xatakafoto, empecemos a ver estos aspectos.

Cuando afrontamos la idea de adquirir una nueva cámara, tenemos que hacernos las siguientes preguntas: ¿Para qué la quiero? ¿Qué tipos de fotos quiero hacer? ¿Qué aspiraciones fotográficas tengo? ¿Qué podría llegar a hacer con mi cámara en el futuro?

Si tenemos claras estas respuestas, le elección será mucho más fácil. No es lo mismo querer una cámara para hacerte fotos con los amigos, que para usarla en fotografía de naturaleza, por sólo citar un ejemplo.

Pero una vez que tengamos decidido qué tipo de cámara nos viene mejor, sabiendo las ventajas y desventajas de cada una de ellas, podremos seguir unas pautas comunes para hacer una buena elección. Vamos a verlas:

Primero: La cámara NO es mejor porque tenga más megapíxeles

Probablemente este sea el error más común de todo el que piensa comprar una cámara digital por primera vez, así que lo diré bien alto y claro, LOS MEGAPÍXELES NO MIDEN LA CALIDAD DE UNA CÁMARA, simplemente nos dan el tamaño final de la fotografía. La absurda guerra de los megapíxeles se basa más en argumento de marketing que otra cosa, y puede ser útil sólo para determinados tipos de trabajos, como las grandes ampliaciones o trabajos en los que el reencuadre (recorte y encuadre de una parte de la escena en particular) posterior sea fundamental. Por lo tanto, mejor serán menos megapíxeles y más calidad de la lente, del sensor, etc.

Me encantaría que se fijen en uno de los primeros artículos que escribí, justamente insistiendo en la importancia de los megapíxeles, y lo más importante, explicando cómo funciona el sistema.

Además, fíjense en esta noticia que publicó el New York Times y seguro ya se terminan de convencer. Una cámara de 5 megapíxeles es suficiente para el 99% de los aficionados a la fotografía (la mía es de 5). Tengan en cuenta que para revelar una foto a 10x15 cm sólo hacen falta 2 MP.

Comparativa con respecto a Megapíxels

Segundo: Los más caro NO es necesariamente lo mejor para ti.

Muchas veces comentemos el error de ir en busca de a cámara más cara, dentro de nuestro presupuesto, creyendo que será la mejor. Pero es sin duda más inteligente pensar en cuáles son las características que me interesa que tenga la cámara, y a partir de ahí, plantear la búsqueda.

Por poner un ejemplo, una cámara puede subir el precio por tener grabación de video, pero puede que a nosotros no nos interese esa característica, por el motivo que fuere, por lo que sería absurdo pagar por ello ¿no crees?. De igual manera, esa misma cámara puede que no tenga esa función que de verdad nos interesa, por lo que al final, no habremos hecho una buena compra.

Por tanto, tenemos que ser consecuentes con lo que queremos que nos ofrezca la cámara y buscar aquella que más se ajuste a nuestras necesidades.

Tercero: Controles MANUALES, SÍ.



Siempre que queramos intentar dominar la cámara y aprender fotografía, deberemos de buscar una que disponga de opciones de manejo en manual (M), o al menos que podamos controlar el tiempo de exposición (S o Tv) y la apertura del objetivo (A o Av). Cuando más avanzada sea la cámara más fácil nos resultará que disponga de estos tipos de controles.

Cuarto: Calidad óptica = Calidad de Imagen

Evidentemente hay otros muchos factores que influyen en la calidad final de una foto, pero es claro que si disponemos de una lente buena, la calidad de imagen también lo será, por tanto, es una característica importante si pretendemos fotos nítidas y de calidad.

Normalmente, las grandes marcas de cámaras, como Canon, Nikon, Olympus, Leica, etc... montarán buenas ópticas, pero si te vas a marcas secundarias, tendremos que ver quien les fabrica la óptica y qué calidad tiene (No te preocupes, si no te lo dice un profesional, te lo dirá internet).

Como vemos en la foto, en muchas ocasiones podremos comprobarlo en la parte delantera del objetivo. Aunque ya lo veremos más adelante, la calidad de un objetivo dependerá de los tipos de lentes que monten (asféricas, cristales de baja dispersión, etc...) y de la luminosidad del propio objetivo. Cuanto más luminoso, mejor (valores de f lo más bajos posibles).

Quinto: Otras características importantes

Además de los 4 puntos principales que hemos visto, las cámaras digitales ofrecen multitud de características. Les cuento algunas de las más importantes a tener en cuenta para decidirnos al fin por un modelo.

  • El Zoom: Nunca miraremos el zoom digital, solamente el zoom óptico. El zoom digital es el equivalente a aumentar la foto con photoshop, por lo que siempre tendrá pérdida de calidad. Si buscamos cámaras con mucho zoom, sería interesante que la cámara disponga de estabilizador óptico para evitar fotos movidas o trepidadas.
  • La función de video: En compactas y ultrazoom es una función interesante y casi por defecto, aunque con limitaciones. Afortunadamente, para aquellos con alma de cineasta, las réflex más actuales tienen la función de grabar video en Full HD (1080p) hasta 60 FPS, es decir, con motivo de poder hacer tomas en cámara lenta. Pero si nos interesa realmente esta función, intentemos buscar alguna que filme al menos en HD (720p), a 30 FPS y con sonido (por supuesto).
  • El Formato RAW: Es el equivalente al negativo de las cámaras analógicas, este formato almacena mucha más información que un simple .jpg, por lo que si eres de los que les gusta el retoque fotográfico debes buscar una cámara con este tipo de archivos.
  • Las baterías: Normalmente es mejor que la cámara se alimente de una batería de larga duración, aunque se suelen dar las cámaras cuya batería se da a través de pilas. Si en alguna ocasión nos quedamos sin batería, un extra de baterías recargables o pilas (recargables o no) pueden salvarnos la vida.
  • El Tamaño SÍ Importa: Ya sea réflex o compacta, muchas veces nos da pereza sacar la cámara si esta es muy voluminosa y pesada, por lo que es un factor que hay que tener en cuenta a la hora de elegir.

Eso es todo por hoy! Espero que les haya ayudado a despejar dudas. Seguramente existen otros factores de los cuales me estoy olvidando ahora mismo, pero sin duda pueden comentar los que les parezcan que sean otros elementos importantes.

Hasta la Próxima! Nos vemos en tu próxima foto!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!