Cómo Hacerse un Autorretrato


Self PortraitBueeenos Días a Todos! Hoy estoy realmente feliz, considerando que terminé todos mis parciales y tengo el tiempo libre que necesito para dedicarle al Blog, pienso escribirles un artículo que a muchos les parecerá absurdo y a muchos interesante, y es... ¿Cómo me hago un autorretrato?

Y siguiendo con la línea que dejé sobre el arte del retrato, hoy entramos a una temática un tanto difícil y complicada, ya que en muchas ocasiones, no es lo mismo estudiar la vida y la personalidad de la persona a la que retratamos y estudiar nuestra vida, ya que, pese a que nos conocemos como personas, nuestros gustos, nuestras carencias y demás, muchas veces es un desafío tratar de representarnos en una sola imagen, más aún si luego queremos que todo el mundo nos conozca a través de una foto en el Facebook (Sí, este artículo es para tu foto de perfil).

Siempre es muy gracioso el hecho de que al vernos en el espejo, veamos a aquella persona simpática, atractiva, sexy, divertida e interesante, pero a la hora de hacernos un retrato, no entendemos cómo podemos vernos tan mal.

Probablemente muchos de ustedes ya habrán intentado realizarse un autorretrato, y en mi caso, por ejemplo, soy un pésimo... ¿auto-modelo? En fin, hay muchos factores y detalles que afectan la foto final, como son el encuadre, el enfoque, nuestro entorno, nosotros mismos, y, básicamente, lo mismo que afecta a un retrato común, con la única diferencia en que en esta ocasión, tenemos que hacer múltiples tareas, como estudiarnos para determinar cómo se mostrará nuestra personalidad en la foto, posar para la foto (si se hace necesario), preparar la cámara y el ambiente que nos rodea, y por último, tomar la foto.

De esta forma este arte se convierte en algo difícil y tedioso, y muchas veces terminamos tirando la toalla, pero aquí les paso una serie de consejos para autorretratarse mejor, ya que cuando el resultado nos gusta, suele ser una obra de arte...


  • La Planificación
Es obvio, pero cuanto mejor pensemos, estudiemos el lugar, la luz, las condiciones, e incluso nuestro aspecto, mejor podremos trabajar.

  • ¿Qué queremos transmitir?
Hmmmm...

Aquí entra nuestra personalidad, estilo, estado de ánimo, etc. Primero siempre hay que pensar en lo que queremos reflejar con el autorretrato antes de meternos de lleno en la parte técnica.

  • Cuidar el fondo
Antes de colocarnos delante de la cámara hay que buscar un fondo apropiado a lo referido en el punto anterior. Influye mucho un fondo oscuro, iluminado, neutro o que forme parte del escenario que acompaña a nuestro rostro o cuerpo. Prepararlo a conciencia nos ayudará mucho a transmitir nuestra intención.

Green eyes
  • La composición y el encuadre, a tener en cuenta
Siempre es importante la composición en cualquier retrato. Es necesario que busquemos nuestra ubicación, más próxima o más lejana a la cámara, sólo el rostro llenando el encuadre o parcialmente, si es que estamos realizando una actividad, en qué parte del cuadro deberíamos estar, si el fondo debe estar desenfocado o no, por dónde nos pegará luz...pero la única forma de saberlo bien es haciendo pruebas.

  • Estudiar la iluminación
Conforme a la idea que hayamos elegido, el fondo y la composición, debemos dotar de la iluminación adecuada a la foto. Hay que aprovechar ventanas, reflejos, fondos claros si estamos en interiores, o un buen momento y espacio en el exterior con la luz apropiada. Usar reflectores caseros de tipo cartulina blanca o láminas de aluminio, nos pueden ayudar a dar con una luz adecuada o eliminar sombras molestas.

116/365

  • Usa un trípode o u soporte seguro
Si no vamos a realizar el típico autorretrato frente al espejo con la cámara en mano, lo más adecuado es colocar la cámara sobre un trípode o un lugar seguro. Es necesario porque tendremos que hacer pruebas, movernos, reencuadrar, y si tenemos la cámara bien fija nos resultará cómodo. Además, también nos puede permitir disparar a una exposición más larga si fuese necesario.


  • El enfoque es fundamental
Self portrait at night
Para no molestarnos demasiado con el método de prueba y error acerca del tipo de enfoque que querramos para la foto, aquí hay unos sub-consejos que nos ayudarán en la tarea.

- Cierra el diafragma: La clave de un buen retrato es centrar la atención en el punto de mayor interés (normalmente los ojos). Esto se consigue con diafragmas abiertos, o lo que es lo mismo, profundidades de campo pequeñas.

Cerrando el diafragma asegurarás que la parte enfocada en la fotografía sea mayor, con lo que aumentas la probabilidad de salir enfocado todo tú, pero perderás el poder compositivo que te otorga la profundidad de campo.

- Enfoca sobre un objeto: Sitúa en la posición donde vayas a estar tú después, un objeto que te permita enfocar la cámara para bloquear a continuación el enfoque, pasando a enfoque manual. Te servirá cualquier cosa, desde un muñeco de peluche hasta una almohada.

- Enfoca al revés: Lo que marca el enfoque es la distancia. Puedes tomar la cámara desde el punto donde te vayas poner tú y enfocar en la dirección donde vaya a estar situado el trípode. 

La distancia entre el trípode y la posición donde vayas a estar es la misma que desde donde estés y el trípode. Fija el enfoque de ese modo y sitúa finalmente la cámara en el trípode.

Intensity

- El método de la cuerda: Este mecanismo te permitirá trabajar con aperturas de diafragme grandes. Si quieres ajustar mucho el enfoque, puedes atar una cuerda a la cámara (por ejemplo en la base del trípode) y tensarla desde la cámara hasta tí.

La cuerda tensa te dará la distancia exacta entre la cámara y tú. Fíjate en esa medida y ajusta el enfoque de forma manual con el registro que hayas marcado con la cuerda.

- Ayúdate con cinta adhesiva: Si estás posando de pie, puedes hacer una marca e el suelo con cinta adhesiva. De este modo sabrás donde te tienes que colocar siempre, a la hora de jugar con el enfoque manual de tu cámara.

- Usa una luz: Este es el método que mejor resultado puede dar. Pero para ello necesitarás el disparador remoto.

Con la habitación a oscuras, ayúdate de una pequeña linterna para enfocar la parte del cuerpo que deseas enfocar, como por ejemplo un ojo.

El punto de luz ayudará a la cámara a enfocar, y el enfoque se realizará sobre el punto iluminado. Es un método que suele resultar bastante fiable y te permitirá hacer primeros planos con una precisión inimaginable.

  • Una Pantalla LCD
Si disponemos de una cámara con pantalla abatible o móvil, nos resultará muy práctico para la composición. Pero si no es el caso, un espejo estratégicamente situado frente a nosotros y detrás de la cámara nos ayudará con ello.

  • Dispara en ráfaga
Si somos buenos modelos seremos capaces de mantener el gesto adecuado, pero no quita que parpadeemos accidentalmente en el momento del disparo. Lo ideal es dispara en ráfaga, varias tomas que nos aseguren alguna buena.

  • Usa el temporizador o el disparador remoto
Es tremendamente importante que podamos estar en nuestro sitio en el momento de realizar el disparo.

Affected


Terminando aquí los consejos, ahora los insto a que se retraten lo más que puedan para aprender a retratar a otros, además de ser muy divertido, por otro lado, no dejen de ser creativos y originales, pueden pintar con luz, que se llama "Lightpainting" en inglés (de lo cual hablaré en otro artículo), usar objetos de interés, como muñecos, vestimentas especiales, sombreros, lentes, incluso saltando o corriendo, no importa cómo aparezcan, pero los mejores autorretratos son los que más dicen sobre uno.

Hasta la Próxima! Nos vemos en tu siguiente foto!

Fuentes: Xatakafoto.com y dZoom.org

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!