Light Painting: Pintemos con Luz

El artículo que comparto hoy con ustedes, sirve a modo de introducción al infinitamente maravilloso mundo de la Pintura con Luz, y de ahí, ya sólo depende de ustedes y su uso de la creatividad para, literalmente, pintar obras únicas y sorprendentes.

Light Painting (En inglés porque suena mejor) es una técnica bastante divertida que ofrece resultados alucinantes. Se llama pintar con luz porque esto es realmente lo que haces cuando tomas la foto, pintar la escena con una fuente de luz.

Lo cierto es que no necesitas mucho para experimentar con este tipo de fotografía, pero sólo asegúrate de que tienes los items que menciono:


  • Una cámara capaz de funcionar en modo de larga exposición, las cámaras a rollo también funcionan, (en la mayoría de ellas se coloca el anillo de velocidad de obturador en "B" de Bulb), pero definitivamente  sacarás mejor provecho de la sesión fotográfica usando una cámara digital, sólo por el hecho de que podrás ver los resultados al momento y hacer correcciones de acuerdo como sea necesario, ya que, a diferencia de una fotografía a velocidad normal, en la que ves la toma final a través del visor de tu réflex o de la pantalla de tu compacta antes de tomar la foto, en este caso se torna más difícil de saber si la pintura se está haciendo bien o no hasta ver la foto ya procesada.

  • Un lindo trípode, ten en cuenta que al hacer tomas en larga exposición, querrás asegurarte de que tu cámara se ubique firme y correctamente, y si no tienes un trípode, puedes colocar la cámara sobre una superficie acorde.

  • Una pequeña linterna o lámpara de tamaño reducido, lo cierto es que tienes que probar qué tipo de luz es la que mejor te funcionará para el fin que quieres lograr, no es lo mismo dibujarte una cola y un par de cuernos que iluminar un auto por entero.

  • Un lugar oscuro, y por oscuro, me refiero a que, de ser posible, no tiene que tener entradas de luz. Esto es difícil, ya que si estás en casa, no hay problema, te buscas una habitación oscura y listo, pero si disparas en el exterior, asegúrate de que no lo estás haciendo debajo de algún poste de luz, frente a la luz de alguna casa, o bien, de que ningún vehículo pase con sus luces encendidas frente a ti.
Suponiendo que no necesitarás nada más, a menos que quieras agregar algo, pasemos a lo siguiente... 

¿Cómo se hace?

1- Coloca tu cámara en el trípode y toma una fotografía del lugar a modo de muestra, puedes usar flash o bien encender las luces, ya que no forma parte de la foto final, sino que sólo compruebas que la posición y la composición son correctas.

2- Una vez que todo esté listo, coloca el valor de exposición de tu cámara (Si no sabes cómo... lee el manual, y si no lo tienes, experimenta, por lo general, en las compactas suele ser claro, en las DSLR es el modo "B" o en algunas "S", el caso es que varía según fabricante) en un número relativamente alto, como 5 o 10 segundos en promedio, dependiendo del tiempo que necesites para pintar la escena.


3- Reduce lo que necesites la apertura de la cámara  (pero siempre en F-Stops bajos), si estás fuera de la casa, ya no puedes hacer nada, si estás dentro, es hora de que apagues todas las luces.

4- Si estás solo, configura el temporizador de tu cámara en un tiempo suficiente como para ubicarte y prepararte para empezar a pintar. 


5- Haz Click! Una vez que el obturador esté abierto utiliza tu fuente de luz para iluminar la cosa que quieras "pintar", puedes hacerlo por sectores o resaltando ciertas áreas. Así también puedes utilizar la linterna como un pincel o un lápiz y realizar trabajos de precisión, utilizando el aire como tu lienzo.

Ten en cuenta que las áreas en las que muevas la luz más lentamente, se verán más iluminadas que otras, por eso ten cuidado de no mantener la luz estacionada en un mismo lugar por mucho tiempo, ya que quemarás la imagen.

Como último consejo, si es que la fuente de luz que utilizas resulta muy fuerte, hasta el punto en el que sobre-expone la imagen, intenta tapar la misma con una hoja de papel o una superficie que disminuya la potencia del rayo de luz, como verás en el ejemplo, ayudó mucho.

Antes de Cubrir la Luz con Papel
6- Una vez que el obturador se cierre, ya eres una persona libre de nuevo. Inspecciona tu imagen y haz las correcciones que hagan falta.

Luego de Cubrir la Luz con Papel

Si eres nuevo y es que quieres más información sobre cómo funciona la larga exposición, será el tema del que hablaré en el próximo artículo, ya que, además de pintar con luz, esta función permite otros efectos igual de asombrosos.

He aquí algunos ejemplos de cómo puedes utilizar esta técnica.


  • Toma con un producto: En una habitación cerrada y oscura, posiciona tu objeto en una mesa y pinta su contorno y luego haz las formas que quieras. Puedes utilizar diversos colores para generar un efecto fuerte o dibujar partes diferentes (imaginarias) de tu objeto.

Electric Guitar

  • Toma en Locación: Encuentra un lugar con luz ambiental, en ese mismo lugar, busca algún objeto que no sea tan "golpeado" por la luz, así puedes usar la luz ambiental para capturar el fondo, mientras pintas el objeto con luz. Tendrás un efecto agradable y un poco irreal, al tener una luz frontal y una trasera que alumbran zonas específicas. Además, el balance de blancos será incluso diferente en el ambiente real y en el pintado, un efecto "cool" a parte.

Painting with Light.

  • Graffiti Ambiental: Si estás capturando una pared o una persona (o incluso el aire y nada más), puedes escribir sobre ellos. Hacer graffitis graciosos, escribir enormes notas de amor, escribir pensamientos políticos, caricaturas... No habrá rastro alguno más que aquel que quede en tu memory card.

Untitled

Espero que te haya gustado el artículo, deja tus comentarios abajo y responderé cualquier duda. 

Nos vemos en tu próxima foto!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!