Columna del Editor: Desarrollando un Estilo

Según el diccionario, estilo (artístico) es un conjunto de rasgos que caracterizan a un artista, un género, una obra, una época o un periodo artístico.

Casi siempre, cuando empezamos recién en el arte de la fotografía, no tenemos noción de nada, y apenas cargamos un equipo en las manos, ya imaginamos todas las grandes fotografías que haremos, cuántos premios ganaremos, y cuántos miles de dólares valdrán nuestras fotos después de que algún cazatalentos/curador famoso vea nuestro trabajo en el Louvre y nos ofrezca hacer una gira mundial, frente a miles de personas, con nuestros icónicos ensayos. Quizás, con uno o dos años más, publiquemos nuestros primeros libros, best sellers del New York Times, y guías de inspiración para miles de fotógrafos de todo el mundo y generaciones venideras.

¿Suena familiar?

No te diré que es imposible, o que es muy poco probable; te diré todo lo contrario, sigue imaginando que esos días llegarán, y haz lo que corresponda para hacerlo posible, ya sabrás tú la forma.
Sebastiao Salgado

Pero volviendo al punto de partida, eso es lo que muchos de los que iniciamos llegamos a pensar (En mi caso sigo pensando), pero tarde o temprano vamos descubriendo cada vez más el amplísimo mundo que se abre con una sola palabra, y nos enfrentemos a la decisión de "qué camino tomar" dentro de este universo, y nos preguntaremos si estamos siguiendo el correcto más de una vez (Que conste que en 1 año me habré hecho la pregunta más de 100 veces).

Ahí es cuando, pese a que inconscientemente ya lo sabíamos, nos enteramos de que la fotografía tiene decenas de géneros, miles de representantes, y miles de millones de fotos, tanto instantáneas como obras de arte, ahí volvemos a preguntarnos si todavía valdrá la pena el esfuerzo... Entonces muchos te dirán que no, creerás que no, y finalmente renunciarás... pero renunciarás, porque lo único que querías era hacerte famoso y ganar dinero.

Pero así también, y si tomas la gran decisión de continuar, en un arte que te dará grandes alegrías y grandes satisfacciones personales, el tiempo te enseñará el alma y la esencia de la fotografía, y bien puede que todavía sigas experimentando con todos los géneros existentes, que no hayas determinado aún qué tipo de fotografía prefieres, y en cuál te desempeñas mejor, pero te gustará tanto fotografiar, que sólo es cuestión de tiempo hasta que encuentres uno de esos caminos; el caso es que no habrás abandonado la lucha, porque adoptaste una filosofía de vida. Y según tengo entendido, nadie logra determinarse a la primera.

Joey Lawrence

Una vez que hayas descubierto lo que te gusta fotografiar, empezará a estudiar con más cuidado a los personajes que dieron vida al género, a sus fotografías, sus rasgos característicos, y después de mucho estudio y análisis hasta de tus propios trabajos, te sorprenderás de cómo fue cambiando tu técnica con el tiempo, cuánto mejoró y por qué.

Todo el mundo tiene una forma de hacer las cosas, y la fotografía no escapa a esta situación. Y es cuando utilizamos un conjunto de técnicas con recurrencia (composición, temas, sujetos, procesado, etc.) que logramos establecer nuestro propio estilo, y una vez madurado el mismo, hará que la gente piense en nosotros al ver una fotografía, aunque no sea necesariamente nuestra.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!