Columna del Editor: La Inspiración al Componer

Inspiración, por Jean Honore Fragonard
Así como yo, hay miles de fotógrafos que se inspiran especialmente mientras escuchan sus piezas musicales favoritas, ya sea a la hora de editar o fotografiar. Hay otros que no consiguen inspirarse a menos que determinadas situaciones se presenten, hay otros a los que la música los distrae, y , finalmente hay fotógrafos a quienes la musa los evade mucho tiempo, hasta que ésta se presenta de forma excepcional uno u otro día.

El punto es, ¿Qué es la inspiración?¿Por qué varía tanto de una persona a otra?¿Cómo reconocerla cuando se presenta? y, lo más importante ¿Qué hago cuando se presenta?

La inspiración se asocia a "un brote de creatividad irracional e inconsciente"; tanto los griegos como los nórdicos la consideraban un "regalo de los Dioses", en donde el artista es transportado más allá de su propia mente y recibe los pensamientos de los dioses.


Ya en el siglo XVIII, John Locke sugería, en su modelo de la mente humana, que las ideas se asociaban entre sí y una cuerda en la mente podía ser alcanzada por una idea resonante. Por lo tanto, la inspiración era en alguna medida un proceso azaroso pero completamente natural de asociación de ideas y pensamiento unísono repentino.

Hasta aquí, podemos deducir que tanto las civilizaciones antiguas como el pensamiento clásico tenían puntos en común, que nos ayudarán a entender este fenómeno. El primero, es el hecho de que ésta es repentina y/o temporal, además, la misma surge inconscientemente, por lo que no podemos elegir cuándo inspirarnos.

Los sucesos que nos inspiran siempre serán diferentes entre unos y otros, pues, así también lo son los pensamientos e ideas de cada uno, y el catalizador de ese golpe de creatividad, es una simple idea, imagen, o suceso capaz de converger esos pensamientos en un momento de creatividad.

Es por esa razón que, cuando necesitamos encontrar inspiración para algún proyecto, recurrimos a la tranquilidad de una tarde libre o de algún paisaje, a obras de otros artistas, a un recuerdo, a un viaje, a un libro, etc; puesto que esas actividades relacionadas con nuestro propósito pueden servir de nexo entre ideas vagas y un punto de partida.


Es fácil reconocer a la inspiración, pues ésta surge "casi de la nada", e implica la necesidad urgente de llevar a cabo esa iluminación creativa, además, nace de manera tan inesperada, que usualmente es considerada como una genialidad, considerando que la idea que nace es tan original como ninguna otra.

Ciertamente, lo único y lo mejor que podemos hacer cuando estamos inspirados, es grabar/anotar la idea (o nos arriesgamos a olvidarla luego), o desarrollarla inmediatamente, con esto quiero decir, que no siempre podremos alcanzarla (la inspiración), pero tampoco quiere decir que debemos dejar de buscarla, pues si bien el azar cumple un papel importante en su nacimiento, la predisposición es igual de esencial. 

El caso es, que tenemos que estar listos para cuando se presente.

Fuentes: Wikipedia - Inspiración
John Locke - Origen y Clasificación de las Ideas

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!