Artículo del Editor: El Ensayo Fotográfico - Cuenta tu Historia - Parte 1

Es bien sabido que la fotografía permite al artista la posibilidad de contar historias a través de imágenes, ya sea a través de su punto de vista, un lugar objetivo, o incluso desde la posición del mismo sujeto fotografiado.
Nurse Midwife - Eugene Smith

Ésta forma de contar historias lleva un poco más de esfuerzo para ser desarrollada, pues el fotógrafo siempre se enfrenta a tres dilemas. El primero, por supuesto, trata sobre encontrar la historia, el segundo, es investigar la manera de contarla, y el tercero, consiste en idear adecuadamente la composición de la historia, es decir, conseguir lograr una estética agradable, atractiva y bella, pero que mantenga coherencia con la historia que se trata de contar.

Muchas veces esto resulta una tarea herculeana, ya que la mayoría de los ensayos llevan gran cantidad de tiempo en su ejecución... semanas, meses, o incluso años, y la idea o la historia, por el contrario, pueden nacer en un mismo día. Pero así como en la literatura, un ensayo fotográfico requiere concentración, planeamiento previo y una orquesta coordinada de los elementos que lo compondrán. Pero se sorprenderán al saber que existen trabajos que fueron completamente guionizados y estructurados en su concepción, cuando otros son completamente espontáneos.

Usualmente, una historia de este tipo es realizada por la imposibilidad de contarla a través de una sola foto, y lo más común, es que veamos de 5 a 15 fotografías a la hora de relatarnos sobre el tema, pero ésa es la cantidad que con mayor frecuencia se da a conocer en exposiciones o que se publica en revistas. Así también, hay autores cuyos ensayos se componen de más de 50 fotografías, pero en estos casos, los mismos suelen ser publicados en libros o webs, y contienen partes inéditas de los mismos.

Women Are Beautiful - Garry Winogrand

De todas formas, el motivo por el que se utilizan estas cantidades (Y que no son regla), es para obligar al fotógrafo a que sea conciso a la hora de elegir las fotografías que dará a conocer, ayudando así a que el espectador se mantenga interesado en la historia, y a que al mismo tiempo, sólo vea lo mejor del trabajo autoral... esto es parte del arte de saber seleccionar sólo nuestras mejores obras... las que más comunican, y las que lo hacen con el estilo más notable.

Esto es muy importante cuando nos enfrentamos a hacer una selección de entre más de 3.000 fotografías (Como en los ensayos más grandes).

Hasta aquí llegaré por ahora, puesto que esta columna es realtivamente larga. Pero podemos concluír con que los ensayos, algunas veces pueden ser cortos, otras, largos, dependiendo de el tipo de historia que querramos contar. Pero siempre, hay que tener en cuenta que las fotografías también pueden volverse repetitivas, y así, si no las seleccionamos correctamente, el espectador terminará aburriéndose y dejando la exposición por la mitad.

Para dares una idea, recomiendo que conozcan a uno de los precursores del género, Eugene Smith, y vean uno de sus mejores y más conocidos ensayos, Nurse Midwife.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!